Reglamento Delegado (UE) 2019/2123 de la Comisión de 10 de octubre de 2019 por el que se completa el Reglamento (UE) 2017/625 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo relativo a las normas para los casos y las condiciones en que pueden efectuarse controles de identidad y físicos a determinadas mercancías en puntos de control, y en que pueden efectuarse controles documentales a distancia de los puestos de control fronterizos

LA COMISIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

Visto el Reglamento (UE) 2017/625 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2017, relativo a los controles y otras actividades oficiales realizados para garantizar la aplicación de la legislación sobre alimentos y piensos, y de las normas sobre salud y bienestar de los animales, sanidad vegetal y productos fitosanitarios, y por el que se modifican los Reglamentos (CE) n.o 999/2001, (CE) n.o 396/2005, (CE) n.o 1069/2009, (CE) n.o 1107/2009, (UE) n.o 1151/2012, (UE) n.o 652/2014, (UE) 2016/429 y (UE) 2016/2031 del Parlamento Europeo y del Consejo, los Reglamentos (CE) n.o 1/2005 y (CE) n.o 1099/2009 del Consejo, y las Directivas 98/58/CE, 1999/74/CE, 2007/43/CE, 2008/119/CE y 2008/120/CE del Consejo, y por el que se derogan los Reglamentos (CE) n.o 854/2004 y (CE) n.o 882/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, las Directivas 89/608/CEE, 89/662/CEE, 90/425/CEE, 91/496/CEE, 96/23/CE, 96/93/CE y 97/78/CE del Consejo y la Decisión 92/438/CEE del Consejo (Reglamento sobre controles oficiales) (1), y en particular su artículo 53, apartado 1,letras a) y e),

Considerando lo siguiente:

(1) El Reglamento (UE) 2017/625 del Parlamento Europeo y del Consejo establece el marco para los controles y otras actividades oficiales realizadas para verificar el cumplimiento de la legislación de la Unión relativa a la cadena agroalimentaria. Dicho marco incluye los controles oficiales realizados a los animales y las mercancías que se introduzcan en la Unión procedentes de terceros países.

(2) A este respecto, a fin de garantizar la realización eficiente de los controles oficiales y un control adecuado de los riesgos, las autoridades competentes del puesto de control fronterizo deben poder permitir que se realicen controles de identidad y físicos a las partidas de vegetales, productos vegetales y otros objetos contemplados en el artículo 47, apartado 1, letras c) y e), del Reglamento (UE) 2017/625 en un punto de control que no sea el puesto de control fronterizo, siempre que se cumplan determinadas condiciones.

(3) Por las mismas razones, esto debe ser igualmente válido para las partidas de alimentos y piensos de origen no animal sujetas a las medidas estipuladas en los actos mencionados en el artículo 47, apartado 1, letras d), e) y f), de dicho Reglamento.

(4) El Reglamento (CE) n.o 669/2009 de la Comisión (2) y el Reglamento de Ejecución (UE) n.o 884/2014 de la Comisión (3) establecen, entre otras cosas, normas relativas a la realización de controles de identidad y físicos a las partidas de alimentos y piensos de origen no animal que entren en su ámbito de aplicación, en un punto de control que no sea el punto de entrada designado. En particular, el Reglamento de Ejecución (UE) n.o 884/2014 establece las condiciones para la autorización de la transferencia de la partida a un punto designado de importación para la realización de controles de identidad y físicos, las normas relativas a los documentos que deben acompañar la partida hasta el punto designado de importación, las obligaciones de información que incumben a las autoridades competentes en los puntos de entrada designados y a los operadores responsables de la partida, así como las normas aplicables en caso de que el operador decida modificar el punto designado de importación una vez que la partida haya abandonado el punto de entrada designado. Estos Reglamentos quedan derogados con efectos a partir del 14 de diciembre de 2019 y las disposiciones mencionadas deberán sustituirse por el presente Reglamento. Con el fin de garantizar una realización eficaz de los controles oficiales y una trazabilidad adecuada de las partidas, las normas establecidas en el presente Reglamento también deben hacer pleno uso de las posibilidades de intercambio de información sobre los controles oficiales y la trazabilidad de las partidas ofrecidas por el sistema de gestión de la información sobre los controles oficiales (SGICO) o por los sistemas nacionales existentes.

(5) Las autoridades competentes del puesto de control fronterizo deben autorizar, bajo determinadas condiciones, la transferencia de una partida de mercancías a un punto de control que no sea un puesto de control fronterizo designado para esa categoría de mercancías a petición del operador. En este caso, el operador debe facilitar a las autoridades competentes el nombre y el código del sistema informático veterinario integrado (Traces, por sus siglas en inglés) del punto de control al que debe transferirse la partida.

(6) En la medida en que sea necesario para llevar a cabo controles de identidad y físicos efectivos, las autoridades competentes del puesto de control fronterizo deben poder solicitar al operador que transfiera las mercancías a un punto de control que no sea el puesto de control fronterizo. En tales casos, las autoridades competentes del puesto de control fronterizo deben obtener el acuerdo del operador antes de autorizar la transferencia al punto de control. El acuerdo del operador debe ser necesario a la vista de los costes de transporte soportados por el operador o para evitar situaciones en las que las partidas que contienen mercancías perecederas se transfieran a un punto de control que no esté situado a una distancia adecuada del puesto de control fronterizo.

(7) Con el fin de limitar los riesgos para la sanidad vegetal o la salud pública, la transferencia de partidas de vegetales, productos vegetales y otros objetos, así como de alimentos y piensos de origen no animal al punto de control debe autorizarse en función de si los resultados de los controles documentales realizados en el puesto de control fronterizo son satisfactorios.

(8) Para garantizar la trazabilidad de las partidas, las autoridades competentes del punto de control deben informar a las autoridades competentes del puesto de control fronterizo de la llegada de la partida. A falta de dicha información, las autoridades competentes del puesto de control fronterizo deben verificar con las autoridades competentes del punto de control si la partida ha llegado al punto de control, y si dicha verificación pone de manifiesto que la partida no ha llegado, deben informar a las autoridades aduaneras y a las demás autoridades contempladas en el artículo 75, apartado 1, del Reglamento (UE) 2017/625, y llevar a cabo nuevas investigaciones para determinar la ubicación efectiva de la partida.

(9) Para que las autoridades competentes puedan llevar a cabo controles de identidad y físicos eficientes de las partidas de vegetales, productos vegetales y otros objetos, estas deben transferirse del puesto de control fronterizo al punto de control. La transferencia debe hacerse de forma que no provoque infestación o infección a otros vegetales o productos vegetales, o a otros objetos. Por este motivo, los operadores deben asegurarse de que el embalaje o el medio de transporte están cerrados o sellados durante la transferencia al punto de control. En casos concretos, y si se cumplen ciertas condiciones, las autoridades competentes pueden permitir que el embalaje o el medio de transporte de las partidas de madera de coníferas no esté cerrado o sellado durante el transporte desde el puesto de control fronterizo al punto de control. En tales casos, la madera de coníferas incluida en las partidas debe haberse cultivado o producido en una zona geográfica de un tercer país en la que ese tercer país comparte frontera terrestre con el Estado miembro del que es responsable la autoridad competente siempre que se disponga de información de que la madera tiene el mismo estatus fitosanitario en el tercer país que en el Estado miembro.

(10) A fin de organizar controles oficiales eficientes, las autoridades competentes, incluidas las autoridades aduaneras a las que el Estado miembro haya atribuido la responsabilidad de realizar controles oficiales, o las autoridades competentes en un punto de control que no sea el puesto de control fronterizo, deben poder realizar controles documentales a distancia desde los puestos de control fronterizos.

(11) Con el fin de garantizar una realización eficaz de controles oficiales en el punto de entrada en la Unión que no sea el puesto de control fronterizo, las autoridades competentes, incluidas las autoridades aduaneras a las que el Estado miembro ha atribuido la responsabilidad de realizar controles oficiales, deben poder efectuar controles documentales de las partidas de vegetales, productos vegetales y otros objetos que estén sujetos a un nivel de frecuencia reducido conforme a lo dispuesto en el Reglamento (CE) n.o 1756/2004 de la Comisión (4).

(12) La Decisión 2010/313/UE de la Comisión (5) autoriza la realización de controles físicos con arreglo a lo establecido en el Reglamento (CE) n.o 669/2009 en locales autorizados de explotadores de empresas alimentarias y de piensos en Chipre. Asimismo, la Decisión 2010/458/UE de la Comisión (6) autoriza la realización de controles físicos con arreglo a lo establecido en el Reglamento (CE) n.o 669/2009 en locales autorizados de explotadores de empresas alimentarias y de piensos en Malta. Dado que el presente Reglamento se aplica a los ámbitos regulados por dichas Decisiones, procede derogar las Decisiones 2010/313/UE y 2010/458/UE con efectos a partir de la fecha de aplicación del presente Reglamento.

(13) Dado que el Reglamento (UE) 2017/625 es aplicable a partir del 14 de diciembre de 2019, el presente Reglamento debe también ser aplicable a partir de esa fecha por razones de coherencia y de seguridad jurídica. No obstante, de conformidad con el artículo 165, apartado 4, del Reglamento (UE) 2017/625, las normas establecidas en virtud del artículo 53, apartado 1, letra e), no pueden aplicarse hasta transcurridos al menos doce meses desde su adopción, en la medida en que afecten a partidas de vegetales, productos vegetales y otros objetos a los que se refiere el artículo 47, apartado 1, letra c), del mismo Reglamento. Por esta razón, las medidas transitorias relativas a las disposiciones correspondientes de la Directiva 2000/29/CE (7) serán obligatorias hasta el 13 de diciembre de 2020. Este período de un año es necesario para dar más tiempo a los operadores y a las autoridades competentes para aplicar los requisitos específicos.

(14) Habida cuenta de que el presente Reglamento se aplica a los ámbitos regulados por la Directiva 2004/103/CE de la Comisión (8), en lo que se refiere a los vegetales, productos vegetales y otros objetos contemplados en el artículo 47, apartado 1, letra c), del Reglamento (UE) 2017/625, procede derogar dicha Directiva a partir del 14 de diciembre de 2020.

HA ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

 

Esta entrada fue publicada en Aduana. Guarda el enlace permanente.