Soluciones sanitarias

Si, una persona tiene un problema crónico derivado por herencia genética de los ascendentes, te dan el protocolo establecido de manera genérica en fisioterapia para ese tema y recomendando a utilizar medias o prendas de compresión que no cubren el seguro y van a medida de cada usuario, con lo que si una persona no puede soportarlo te tienes que aguantar y depender de otra para que te ayude a ponerla. Mirando presupuestos ellos decían que valdría unos doscientos euros o treinta y tres mil doscientas setenta y siete pesetas, cuando la realidad es el doble dependiendo de la ortopedia.

Si les comentabas que no podías pagarlo porque tienes deudas o se te va el presupuesto, te comentan que vayas a servicios sociales a hablar con el asistente social, estos ven la nómina que ganas y te dicen que no y que te apañes.

Esta recomendación la han dado en dos hospitales públicos de la sanidad de la Comunidad de Madrid ambos de gestión privada, cuando en realidad por mis circunstancias personales deberían dar las sesiones de manera más continua o que sanidad asuma el coste en un centro privado dado que lo mio es para toda la vida y no me molesta ni me afecta en mi día a día.

Otros médicos abogan por dar más sesiones y no utilizar las medias de compresión pero hay que tener en cuenta si el paciente en cuestión puede aguantar un vendaje compresivo dependiendo de su sensibilidad.

Y para el colmo, mi médico de cabecera que vaya a urgencias y le digo que no me duele  y ni me molesta, que diga que me duele para que sencillamente para convertirme en un banco de pruebas durante doce horas o más ocupando un espacio que puede tener una persona que necesite una urgencia y no siempre es necesario un análisis de sangre para que al día siguiente este con un gripazo o lo que sea que no pueda ir a trabajar.

Por cierto, durante el pasado mes de mayo ande, 672.414 pasos, es decir, 514,59 kilómetros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinion. Guarda el enlace permanente.